lunes, 26 de mayo de 2008

Las hojas de repollo calman el dolor de cabeza

Camino entre las palomas, muerta de terror, desconcertada porque nadie mas lo nota, porque nadie mas se da cuenta de que ellas no son lo que parecen.
Nunca me engañaron. No es que sean astutas, el tema es que mi desconfianza pasó a ser fobia.
Se me llenan los ojos de lágrimas y me duelen las articulaciones; (típico dolor que suele aparecer cuando todos los nervios que juegan dentro mío quieren mutar y ser uno solo, y cubrirme, poseerme).
No estoy poseída por el demonio y no veo a las otras personas como fantasmas.
Me siento en la película “El exorcismo de Emily Rose” cuando ella corre y todos la ven con miedo. Nadie entiende cómo veo lo que veo.
Son sádicas, disfrutan del poder que tienen sobre mí. Una de ellas pasó muy cerca, estoy segura que durante todo el día voy a tener un escalofrío arañándome el cuello.

9 comentarios:

Blus dijo...

Aggh las odioo, no entiendo cómo puede haber gente que las alimenta en las plazas!

Mi edificio estuvo invadido por ellas un buen tiempo, y más allá de la roña que dejan su sonido constante te lleva al borde de la locura.

Por un mundo sin "ratas con alas"! :D

« el_dany » dijo...

Jeje... tenes razón. Por momentos se vuelven insoportables las palomas. Lo que más me molesta de ellas es su olor a plumerío mojado.

Josefina dijo...

Blus y Dany: propongo que formemos un ejercito en contra de ellas. Nos divimos utilizando el equipo adecuado (escafandras, escopetas, veneno, granadas, lo que sea). Los puntos claves son: Congreso, Plaza de Mayo, y plazas de la zona.
Los cadáveres serán removidos por alguien que no sea yo.. que les parece?

Blus dijo...

Sip estoy 100% de acuerdo, y que se llame "súper escuadrón anti-palomeril" para impresionar a la ciudadanía.

Yo canté segundo, así que las palomas muertas creo que las recoge el Dany ;)

Saludos!

doble visión dijo...

Asociando lo que escribes a tu edad se consigue un resultado excelente... He pasado por unos cuantos de tus posteos y hay que reconocer que generas empatía.

En este texto, puntualmente, juegas muy bien con la subordinación de la realidad a la fantasía.

Me quedo con un link para volver a visitarte.

saludos
marcelo

-J- dijo...

mi novia, V, las odia, siente lo mismo que vos, le pasa igual
estoy empezando a entender que no está loca... o que no es la única

Josefina dijo...

Blus: trato hecho! me gusta el nombre, sobre todo lo de SUPER jajaja
Marcelo: ehmm wow gracias, seriamente. Ya pase por el tuyo! Estuve a punto de pegar por aquí lo de las cartas.
J: Vistee? es terrible. Yo no puedo estar a menos de 1 metro de una de esas ratas con alas. Me cae bien V. jajj

Saludoos

-Jota- dijo...

Le voy a decir a V que te llame así se abrazan y lloran desconsoladas...
Vivo a una cuadra de un parque: cada vez que cruzamos, inevitablemente, aparecen palomas po todos lados. Se me agarra del viaje como aquéllos que les tienen miedo a los aviones y se agarran del acompañante aunque no lo conozcan. Es una fobia.
No lo critico, yo huí de una resonancia porque le tengo fobia al encierro..... (locos hay en todas partes y por diversos motivos)

sticker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.