viernes, 22 de mayo de 2009

Los vasos de papel son buenos para llamar a marte

No podía soportar el olor. Su olor. Me lavé las manos por quinta vez pero este parecía hacerse mas fuerte junto ala fragancia artificial de “jazmín del campo” del jabón.
Empecé a frotar, fuerte. Me raspaba, como cuando usaba el rallador para la cáscara de los limones, como cuando usaba mal el cuchillo y tenía un tajo que me moría por cubrir con una curita.
Mis manos solían ser lindas. Solía apurarme para pintarme las uñas, y no para sacarles el color y dejarlas neutras.
No me gusta enojarme. No me gusta cerrar los puños y hacer golpes secos. Si tengo ira interior me gusta poner música fuerte y gritar y bailar como alguien que no sabe bailar, que no sabe cantar.
Me huelo las manos. Todavía lo siento, pero un poco mas lejano. 70% jazmín del campo y artificiales y 30% él.
Será que hay que esperar que se diluya, que se integre.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno Josee!

Tegin dijo...

no es mi intención exagerar, pero me leí todo, o casi todo lo que has escrito en este blog y me parece extrañísimo, aunque agradable, leerte, y sentir que lo que expresas me moviliza, o me genera empatía, aunque nunca nos hayamos visto las caras.

Mis sinceras felicitaciones.

elisa dijo...

esa vanesaaaaa
que leída q estas josefinaaaa


te quiero

dedicate a escribir
disciplina
escribi mucho
me gusta leerte

te quiero mucho
tu primita
elisa

Josefina dijo...

pero graaaaciaas, esta bueno saber que a pesar de lo extraño se entiende, se siente

Anónimo dijo...

ME GUSTA COMO ESCRIBIS "COMO ALGUIEN QUE NO SABE ESCRIBIR" PERO LE SALE DE MARAVILLAS.
BESOS Y SEGUI QUE QUIERO SEGUIR LEYENDO
IYA